Venezuela: Tendencias en Delincuencia Organizada

Crowds hold up a picture of President Hugo Chavez

Las multitudes tienen una imagen del presidente Hugo Chávez

Venezuela es un país de tránsito para los cargamentos de drogas que van de Colombia a los Estados Unidos y Europa. El comercio ilegal de drogas ha sido tradicionalmente controlada por organizaciones extranjeras, sobre todo colombianos, atraídos por el mal estado de derecho y la corrupción. Sin embargo, existe evidencia de que a partir de mediados de la década de 2000 los elementos corruptos de las fuerzas de seguridad intensificaron su papel en el negocio, la formación de una red informal conocido como el ” Cartel de los Soles “(Cartel de los Soles).

Miembros corruptos de las fuerzas de seguridad han sido los principales proveedores de armas en el mercado negro, en beneficio de los grupos colombianos guerrilleros como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC ) y el Ejército de Liberación Nacional ( ELN ). La trata de personas , el lavado de dinero , y el tráfico de precursores químicos son otros problemas a los que luchan aplicación de la ley de Venezuela. Ciudades venezolanas también tienen un gran problema con la delincuencia callejera y la guerra de pandillas urbanas, dando Caracas una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

Venezuela DATOS-

Tasa de homicidios
https://translate.googleusercontent.com/translate_c?depth=1&hl=es&prev=search&rurl=translate.google.co.ve&sl=en&u=https://www.google.com/fusiontables/embedviz%3F%26containerId%3Dgviz_canvas%26viz%3DGVIZ%26q%3Dselect%2520%27Year%27%252C%2520%27Latin%2520America%27%252C%2520%27Venezuela%27%2520from%25201ddfD5msL-oOuEPY0zCu-HSo3Fm0mDLvN3S8axCQ%2520order%2520by%2520%27Year%27%2520limit%2520100%26t%3DCOLUMN%26gco_hAxis%3D%257B%2522useFormatFromData%2522%253Atrue%252C%2522minValue%2522%253Anull%252C%2522maxValue%2522%253Anull%252C%2522viewWindow%2522%253Anull%252C%2522viewWindowMode%2522%253Anull%252C%2522textStyle%2522%253A%257B%2522color%2522%253A%2522%2523222%2522%252C%2522fontSize%2522%253A%25228%2522%257D%252C%2522format%2522%253A%2522%2522%257D%26gco_legend%3Din%26gco_vAxes%3D%255B%257B%2522title%2522%253Anull%252C%2522minValue%2522%253Anull%252C%2522maxValue%2522%253Anull%252C%2522useFormatFromData%2522%253Atrue%252C%2522viewWindow%2522%253A%257B%2522max%2522%253Anull%252C%2522min%2522%253Anull%257D%257D%252C%257B%2522useFormatFromData%2522%253Atrue%252C%2522viewWindow%2522%253A%257B%2522max%2522%253Anull%252C%2522min%2522%253Anull%257D%252C%2522minValue%2522%253Anull%252C%2522maxValue%2522%253Anull%257D%255D%26gco_isStacked%3Dfalse%26gco_animation%3D%257B%2522duration%2522%253A500%257D%26gco_booleanRole%3Dcertainty%26gco_series%3D%257B%25220%2522%253A%257B%2522color%2522%253A%2522%25230b5394%2522%257D%252C%25221%2522%253A%257B%2522color%2522%253A%2522%2523980000%2522%257D%257D%26gco_backgroundColor%3D%257B%2522fill%2522%253A%2522%2523efefef%2522%257D%26gco_theme%3Dmaximized%26gco_focusTarget%3Dcategory%26gco_strictFirstColumnType%3Dfalse%26gco_width%3D330%26gco_height%3D200%26gco_vAxis%3D%257B%2522format%2522%253A%2522%2522%257D%26width%3D330%26height%3D200&usg=ALkJrhiej1ceWaHvtC1DA5fpSqNsSOLB0A

Actividades Criminales
Tránsito de drogas, secuestro , tráfico de armas , lavado de dinero

Grupos Criminales Principales
Cartel de los Soles ( Cartel de los Soles ), Fuerzas Bolivarianas de Liberación ( FBL ), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC ), el Ejército de Liberación Nacional ( ELN ), BACRIM

Geografía

2.200 kilometros de la frontera de Venezuela con Colombia significa que ha sido afectada por los problemas de seguridad en el país vecino. Sus largas costas sobre el Caribe, escasamente selvas y llanuras pobladas, y la proximidad a otros puntos de tránsito del Caribe como Puerto Rico, Trinidad y Tobago y la República Dominicana también tienen ayudado a convertir a Venezuela en una importante ruta de contrabando de narcóticos.

Grupos Criminales

Venezuela ha sido el escenario de la actividad de las organizaciones delictivas de Colombia, Brasil y Europa. Grupos rebeldes colombianos la FARC y el ELN utilizar estados fronterizos como Apure, Táchira y Zulia como refugios. Venezuela también cuenta con organizaciones de cosecha propia, como los funcionarios corruptos conocidos extraoficialmente como el Cartel de los Soles, y el grupo guerrillero de las Fuerzas Bolivarianas de Liberación ( FBL ).

Seguridad

Las Fuerzas Armadas venezolanas están formadas por el Ejército, la Armada, la Aviación, la Guardia Nacional y la Milicia Nacional. Existe evidencia de que las facciones corruptas en todas estas instituciones, en particular la Guardia Nacional y el ejército, están profundamente involucrados en el crimen organizado y el tráfico de cocaína. El ex presidente Hugo Chávez supervisó la creación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en 2009, que desde entonces ha continuado su expansión y está destinado a convertirse eventualmente en una fuerza a nivel nacional. También está la policía municipal y la agencia CICPC, que se encarga de las investigaciones penales. Presupuesto de defensa de Venezuela aumentó de manera constante bajo Chávez, con gran parte de los recursos invertidos en la adquisición de armamentos. Sucesor de Chávez, el presidente Nicolás Maduro, se ha comprometido a hacer de la seguridad un enfoque principal de su administración.

venezuela_cocaine_seizures

Historia

Alcohol de contrabando, esmeraldas y tabaco colombianos fueron algunos de los oficios más antiguos ilícitas en Venezuela , junto con el comercio de esclavos africanos. Otra buena lucrativo contrabando a salir de Venezuela fue el “oro negro” del siglo 20: la gasolina. El combustible es ahora de contrabando desde Venezuela a Colombia, a menudo a lo largo de las mismas rutas como la cocaína, pero en la dirección opuesta.

-región-militar-vs-ayudas sociales

Las dictaduras del general Juan Vicente Gómez (1908-1935) y el general Marcos Pérez Jiménez en la década de 1950 ayudaron a que Venezuela una de las sociedades más desiguales del mundo. Sus regímenes eran corruptos y brutal, y las clases altas se les permitió saquear el país, pero estos líderes se les atribuye la construcción de la infraestructura de Venezuela. (Irónicamente, la relativamente alta calidad de esta infraestructura, incluyendo carreteras y puertos, más tarde haría Venezuela un país de tránsito atractivo para el comercio de la cocaína). La desigualdad impulsó el surgimiento de los movimientos guerrilleros violentos en la década de 1960. A finales de la década, muchos de estos grupos habían optado por aceptar la amnistía ofrecida por el Gobierno. El líder de los rebeldes que se negaron, Douglas Bravo, mantuvo varias células de la guerrilla en las ciudades y el campo. Más tarde convertirse en un consejero de los hermanos de Chávez, Adán y Hugo.

Una de las primeras células del crimen organizado extranjeros para establecer una presencia significativa en Venezuela era un clan de la italiana Cosa Nostra. Los miembros de las familias Cuntreta y Caruana se establecieron en Caracas como parte de una ola de inmigrantes italianos que se establecieron en Venezuela después de la Segunda Guerra Mundial. En los años 1980 y 1990, la familia Caruana llegó a estar implicado en el tráfico de cocaína y heroína desde Colombia a Europa, a través de una conexión con el Cartel de Cali.

En la década de 1980, los narcotraficantes colombianos se convirtieron en los mayores distribuidores mundiales de cocaína, marihuana y heroína, y Venezuela consideraron inevitable el impacto. En un patrón que continuaría por décadas por venir, cuando Colombia tomó medidas enérgicas contra los grupos de narcotraficantes, que responderían al trasladar más de sus operaciones para Venezuela . La crisis económica que afectó a Venezuela en la década de 1980, casi el doble de desempleo, también ayudó a la expansión del comercio de las drogas en el país. La violencia en Colombia fue otro factor: los desplazados huyeron a través de la frontera, proporcionando más contactos en el país vecino para los traficantes colombianos.

Los miembros activos y retirados de las fuerzas de seguridad han participado desde los inicios de tráfico de drogas en Venezuela. Una de las principales de la reserva del ejército fue detenido con 667 kilos de cocaína en un avión pequeño en 1983, en uno de los mayores ataques que aún se habían registrado en América del Sur. Otros casos de mala conducta oficial siguieron: una importante retirado detenido con 136 kilos de cocaína en 1984, y un general militar, que era también el ex presidente del consejo de guerra del ejército, capturados con 453 kilos en 1985.

El ejército no fue la única entidad que se ha corrompido por el narcotráfico. En 1987, un congresista fue arrestado en el estado Carabobo con un pequeño cargamento de cocaína en su coche. Incluso la iglesia estaba implicado, cuando un sacerdote fue detenido por tráfico de cocaína en 1988. Ninguno de estos casos se trataba de organizaciones de tráfico de venezolanos de cosecha propia, pero la gente que trabaja para los grupos colombianos. Sin embargo, incluso en las primeras etapas de tráfico de drogas en Venezuela, la cocaína fue dejando Caracas al sur de Florida en barco y avión, cargado con cientos de kilos e incluso envíos de varias toneladas.

La expansión del comercio de drogas se convirtió en un tema candente en las elecciones presidenciales de 1988. Un candidato presidencial, Vladimir Gessen, llamado Venezuela “el punto de almacenamiento más grande de drogas colombianos se dirigieron a los EE.UU. o Europa.” líder del Cartel de Medellín Fabio Ochoa insinuó que había dado un caballo de pura raza $ 80,000 como regalo al futuro presidente Carlos Andrés Pérez. De acuerdo con el traficante, Pérez se ofreció a ayudar a rescatar a la hija de Ochoa, quien había sido secuestrado por el grupo guerrillero colombiano M-19.

A principios de la década de 1990, había indicios de que el narcotráfico había penetrado la seguridad de Venezuela y de la élite política de una manera más sistemática. En junio de 1991, el director de la inteligencia militar fue destituido de su cargo después de que su coche se descubrió en la casa de un traficante de drogas. Ese mismo año, el ex gobernador de Caracas Adolfo Ramírez Torres, que había supervisado antinarcóticos asuntos en el Ministerio del Interior, fue arrestado por cargos de narcotráfico. La corrupción incluso extenderse a la Embajada de Venezuela en Washington DC, cuyo complemento agregado militar fue detenido en una operación de Administración (DEA) picadura de Control de Drogas en 1992. En otro asunto desconcertante, presidente interino Ramón José Velásquez indultó a un narcotraficante Cartel de Medellín en 1993, lo que permite su salida de la cárcel venezolana.

Esa corrupción prominente en las fuerzas de seguridad, en la arena política, y el poder judicial resultaría ser un obstáculo importante para las investigaciones de Venezuela en la delincuencia organizada para una administración tras otra.

A la luz del creciente estatus de Venezuela como país de tránsito para los traficantes colombianos, el gobierno comenzó a firmar acuerdos de control de narcóticos con el gobierno de Estados Unidos en 1987, en virtud del cual los EE.UU. ofrecimos capacitación y apoyo a las fuerzas de seguridad venezolanas. Pero algunas de estas ayudas resultó polémica: un programa anti-drogas de la CIA más tarde se descubrió que había permitido la exportación de casi una tonelada de cocaína a Miami en 1991. El escándalo paralizó el trabajo contra las drogas de la CIA en el interior del país y dañó la confianza entre los EE.UU. y Venezuela en cuestiones de ayuda de drogas. Un general de la Guardia Nacional que trabajó con la CIA, Ramón Guillén Dávila, fue posteriormente acusado en los EE.UU. por tráfico de drogas, en el primer caso prominente de un funcionario de la Guardia Nacional de ser cómplice en el crimen organizado.

Esta historia demuestra que el tráfico de drogas, la corrupción y los vínculos entre las fuerzas de seguridad y el crimen organizado había problemas serios a largo antes de que Hugo Chávez llegó a la presidencia en 1999. Los Estados Unidos habían declarado en 1996 y 1997 que las acciones antidrogas de Venezuela eran insuficientes. En 2005, el gobierno de Chávez cortó su relación con las agencias policiales de Estados Unidos, incluyendo la DEA. Ese año, los EE.UU. encontró que Venezuela había “fallado manifiestamente” en cumplir con sus obligaciones para combatir el narcotráfico.

La postura de Chávez estaba en marcado contraste con la de Colombia, que comenzó confiando más y más en los EE.UU. para la asistencia en su lucha contra el narcotráfico y el crimen. El Plan Colombia, financiado por Estados Unidos sería romper el poder de los grupos rebeldes de la FARC y el ELN , pero empujado a los guerrilleros a trasladarse a lugares más seguros, en los estados fronterizos venezolanos como Apure, Zulia y Táchira.

Este alimentados rumores de que Chávez se mostró comprensivo con los rebeldes colombianos, ofreciéndoles financiación y protección. Algunas de las declaraciones de Chávez alienta tales creencias, como sus declaraciones que la FARC “no era el enemigo” de Venezuela . El gobierno de Colombia y Estados Unidos también criticó la negativa de Venezuela para etiquetar la FARC una organización “terrorista”. Además de expresar su simpatía ideológica para los rebeldes, el gobierno persiguió grupos paramilitares disidentes en el oeste de Venezuela con mucha más energía de la que persiguieron a los guerrilleros. Armas y municiones de los arsenales oficiales se encuentran regularmente en las manos de la FARC y el ELN rebeldes. Inteligencia que el gobierno colombiano dijo que encontró en los archivos de computadora en el campo del asesinado FARC alias comandante “Raúl Reyes”, también se refirió a la complicidad entre el gobierno de Chávez y la FARC .

A finales de la década de 2000, los organismos internacionales advirtieron que una mayor cantidad de estupefacientes se está moviendo a través de Venezuela . Alrededor del 41 por ciento de todos los envíos de cocaína a Europa pasa a través de Venezuela , según un informe de 2010 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). Otros incidentes relacionados con los vuelos transatlánticos de drogas también expresaron su preocupación, sobre todo después de los restos quemados de un Boeing 727 fue encontrado en Malí en 2009, que los funcionarios de la ONU dijeron que era un vuelo de drogas que despegó de Venezuela .

Lazos del gobierno con el crimen organizado han profundizado desde la década de 2000. A partir de mediados de la década de 2000, elementos de la Guardia Nacional y el ejército se trasladaron de aceptar sobornos a cambio de permitir envíos de droga a pasar, para realmente almacenar y transportar ellos mismos cargamentos de droga. Walid Makled narcotraficante, detenido en Colombia en 2010 y extraditado a Venezuela , afirmó que los más altos niveles del gobierno de Chávez habían estado involucrados en el tráfico de drogas.

Venezuela sigue haciendo frente a una serie de otros problemas de seguridad graves. El poder judicial es politizado y casi incapaz de llevar a cabo investigaciones independientes. El gobierno de Chávez manipulado casos por razones políticas, con jueces y fiscales despedidos por oponerse a los aliados de Chávez. La disminución de la eficacia del gobierno para hacer cumplir el estado de derecho ayuda a explicar por qué Venezuela tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo, con 73 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2012, según el instituto de investigación del Observatorio Venezolano de Violencia. Medidas de control de armas implementadas por el gobierno de Chávez en su tardía plazo parecen haber tenido poco efecto sobre los niveles de violencia. La delincuencia callejera y los secuestros también aumentaron drásticamente durante el gobierno de Chávez. Otro problema es el sistema penitenciario notoriamente brutal, con muchas instalaciones dirigidas por jefes criminales conocidos como “pranes”. A pesar de la creación de un Ministerio de Prisiones en 2011 y las promesas de reforma, más de 500 presos murieron en las cárceles venezolanas, entre julio de 2011 y julio de 2012.

Después de la muerte de Chávez a principios de marzo de 2013, el presidente Nicolás Maduro fue elegido en abril. El nuevo presidente se comprometió a hacer de la seguridad un enfoque principal de su administración. Poco después de la inauguración de Maduro, el gobierno apoyó la creación de una unidad de policía especial de homicidios y el despliegue de las fuerzas armadas para combatir el crimen. El gobierno también anunció planes renovados para combatir el contrabando de combustible en la región fronteriza con Colombia. Sin embargo, gran parte de la retórica de Maduro ha seguido la de su predecesor, que plantea interrogantes de si va a hacer frente a las preocupaciones de seguridad de Venezuela, como la corrupción incrustada y un sistema de justicia politizada. Además, estrecho margen de victoria y el consiguiente caos postelectoral en el país de Maduro ilustra una división política profunda en Venezuela , la cual puede ser señal de problemas en el futuro. A principios de 2014, las protestas contra el gobierno se centró en la situación de seguridad grave del país se convirtió inflamado en la cara de la respuesta de mano dura por los servicios de seguridad. Los disturbios que siguieron en los centros urbanos de todo el país también catapultó Leopoldo López a la fama internacional como un líder de la oposición. En febrero de 2014, López fue detenido y se mantiene a una base militar en los grupos de derechos cargos han llamado “motivación política”. A partir de mayo de 2014, que aún no había sometido a juicio.

Actividades

Narcotráfico

Venezuela es principalmente un país de tránsito para la cocaína colombiana, y en menor grado de la heroína y la marihuana. También produce pequeñas cantidades de coca, amapola y marihuana, y es una fuente de precursores químicos utilizados para producir cocaína.

En 2011, el gobierno de Estados Unidos estima que entre 161 a 212 toneladas métricas de cocaína salieron del país por tierra, mar y aire. Fuentes de la DEA han estimado que más de 200 toneladas de cocaína pasa por el país cada año. La alta cantidad de droga incautada en el interior de Venezuela indica la alta cantidad de drogas ilícitas que pasan por el país. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) ha calculado que Venezuela ocupa el cuarto lugar en el mundo en términos de incautaciones de cocaína. Según las estadísticas del gobierno de Venezuela, las fuerzas de seguridad se incautaron de 42 toneladas de drogas en 2011, incluyendo 26 toneladas de cocaína.

Debido a que Venezuela es un país de tránsito, muchas de las organizaciones criminales que tradicionalmente se beneficiaron de tráfico de drogas en Venezuela son colombianos. Organizaciones mexicanas como el Cártel de Sinaloa pueden también han establecido células en Venezuela en los últimos años. Venezolanos fueron principalmente involucrado en el movimiento cargamentos de droga y la organización de la logística, y se les pagaba para garantizar el paso seguro del producto. Sin embargo en los últimos años las organizaciones venezolanas han ido más allá de los cargamentos de droga simplemente transportan y ahora comprar, almacenar, y el tráfico de ellos mismos.

Secuestro

Venezuela ha sido descrita como la “capital del secuestro” de América del Sur, y el fenómeno ha ido en constante aumento desde el año 2000. De acuerdo con las estadísticas del gobierno, 1.150 personas fueron secuestradas en Venezuela en el año 2011. Sin embargo, la policía ha dicho que el 80 por ciento de los secuestros no son reportados . Secuestros “express” – donde las víctimas se mantienen con sólo unas pocas horas o días – también son comunes, con pandillas enteras en Caracas dedicadas a esta actividad. Elementos corruptos de la policía de la ciudad de Caracas se sabe que juega un papel importante en el funcionamiento de secuestro anillos, lo cual es una razón por la fuerza se disolvió en 2011.

Tráfico de Armas

Venezuela cuenta con leyes restrictivas sobre las armas, la prohibición de la venta comercial de armas de fuego y municiones en 2012. El gobierno también ha patrocinado campañas de desarme masivo. Sin embargo, el país aún sufre altos índices de violencia armada con un estimado de 79 por ciento de todos los homicidios llevados a cabo con armas de fuego, de acuerdo con un estudio realizado en 2009 por la Red Internacional de Acción sobre Armas Pequeñas. El gobierno ha sido criticado por su contribución a la violencia armada, mediante la distribución de armas entre los grupos de la milicia pro-Chávez. Existe la preocupación de que algunas de estas armas distribuidas también pueden haber terminado en el mercado negro.

Existe evidencia de que las armas de los arsenales oficiales han terminado en manos de grupos delictivos organizados. Varios cohetes antitanque producidas sueco, originalmente vendidos a los militares venezolanos, fueron encontrados más tarde en una de las Farc depósito de armas. Y de acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, un oficial militar de alto rango, el general Cliver Alcalá Cordones, estuvo involucrado en un comercio de armas por drogas con el grupo rebelde colombiano. Las autoridades colombianas han dicho también se apoderaron de las armas del grupo criminal el Rastrojos que fueron presuntamente remonta a los militares venezolanos.

Lavado de Dinero

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), una organización intergubernamental que revisa globales de lavado de dinero tendencias, Venezuela es sólo parcialmente conformes en la aplicación de anti- lavado de dinero leyes a un nivel internacional. Se cree que a gran escala de lavado de dinero operaciones ocurren en Venezuela , en parte posible gracias paralelo mercado de cambio de divisas del país, en el que se intercambian bolívares a dólares a una tasa muy superior a la permitida por el gobierno venezolano.

Recursos

“Hugo! El Hugo Chávez Historia de Cabaña de barro a Revolución Perpetua,” Bart Jones (Steerforth Press, 2007)

“Violencia y política en Venezuela “, el Grupo de Crisis Internacional, agosto de 2011 ( pdf )

“Informe Homicidios de 2011,” Venezuela Observatorio de Violencia, diciembre de 2011 ( pdf )

“Estados Unidos y Venezuela : Repensar la relación, “Janet Kelley y Carlos Romero (Routledge, 2001)

“Tiros en la Cara: El delincuente violeno de origen popular”, Alejandro Moreno, Alejandro Campos, Mirla Pérez, Guillermo Rodríguez (Ediciones IESA, 2008)

Acerca de John Walker

Soy John Walker
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s