Quién es quién: Lorenzo Mendoza “un hombre de éxito”

Mendoza-300x231La revista Forbes lo ubica como el segundo hombre más rico de Venezuela y el 329 en el mundo.

Para hablar de Lorenzo Alejandro Mendoza Giménez es necesario hablar de una historia de tres generaciones de empresarios venezolanos que sembraron, levantaron y consolidaron la empresa de alimentos más grande del país, Empresas Polar.

Todo comenzó con una fábrica familiar de velas y jabones de la que se hizo socio Lorenzo Alejandro Mendoza Fleury (el abuelo), cuando apenas Venezuela salía de la dictadura de Juan Vicente Gómez. El joven abogado con doctorado en Ciencias Políticas combinó el ejercicio del Derecho con la dirección de Mendoza & Compañía.

Justo al estallar la Segunda Guerra Mundial, Mendoza Fleury tuvo la idea de establecer una compañía cervecera. El proyecto implicaba grandes riesgos, pero comenzó a hacerse realidad cuando el barco que transportaba desde Europa la primera paila de cocimiento logró cruzar el océano para llegar finalmente a Venezuela en la Navidad de 1939, y ya el 14 de marzo de 1941 comenzó operaciones en una pequeña planta en Antímano la Cervecería Polar.

El éxito de la empresa vendría de la mano de Carlos Roubicek, un joven checoslovaco de origen judío que huyendo del régimen nazi llegó a Venezuela y consiguió una oportunidad de trabajo en la Cervecería Polar, en la que vacío sus conocimientos en el ramo cervecero y creó una fórmula que llevó en poco tiempo a Polar al primer lugar en el gusto de los venezolanos, extendiéndose rápidamente con una segunda planta en Caracas, en la urbanización Los Cortijos; otra en Barcelona, estado Anzoátegui para atender el Oriente del país; y el Occidente sería abastecido con la planta que se levantó en Maracaibo.

Nace la tradición

Como la hojuela de maíz era uno de los ingredientes fundamentales de la exitosa fórmula, la empresa decidió sustituir la importación por el autoabastecimiento y fue así como construyó en Turmero, estado Aragua, su propia planta procesadora de maíz, que no solo fortaleció el negocio cervecero sino que abrió las puertas la negocio de alimentos y, en 1960, Empresas Polar compró al ingeniero Luis Caballero Mejías la patente del invento para procesar de manera industrial harina precocida, creando la emblemática Harina P.A.N.

El negocio se seguía expandiendo con Lorenzo Mendoza Fleury a la cabeza, pero los años no pasaban en vano y había decidido dejar encargado de la empresa a su hijo Juan Lorenzo Mendoza Quintero, quien murió repentinamente a los 35 años y Mendoza Fleury asumió el control de la empresa por siete años más, hasta que también se le acabó la vida. Fue en ese momento cuando su otro hijo, Lorenzo Alejandro Mendoza Quintero, tuvo que dejar su profesión de psiquiatra y tomar las riendas de la organización, heredándole así el emporio a Lorenzo Alejandro Mendoza Giménez.

Las dos viudas, Leonor Giménez de Mendoza y Morella Pacheco Ramella, se vieron obligadas a conducir la empresa cuando Lorenzo Alejandro Mendoza Quintero falleció en 1987. Empresas Polar estuvo bajo el mando femenino hasta 1992, cuando el relevo generacional alcanzó su preparación para colocarse al frente de la organización. Lorenzo Alejandro Mendoza Giménez y Juan Lorenzo Mendoza Pacheco lideraron un complejo proceso de consolidación, que luego tendría a Lorenzo Mendoza Giménez como presidente. Mendoza Giménez, el líder de la tercera generación, se casó con María Alexandra Pulido, con quien tuvo seis hijos: María Alexandra, Lorenzo, Ana Mercedes, Cristóbal, Santiago y Sofía. Quienes lo conocen lo describen como un hombre sencillo que  prefiere el anonimato; sin embargo, su nombre ha encabezado innumerables titulares por polémicas económicas con el Gobierno, y es que incluso después de la desaparición física del Presidente, el Gobierno no ha dejado de atacarlo.

En el ojo del huracán

Lorenzo Alejandro

En plena campaña para las elecciones presidenciales del próximo domingo 14 de abril, Nicolás Maduro, presidente encargado y candidato a la silla de Miraflores, acusó a Empresas Polar de “saboteo” a la distribución de alimentos y, sin entrar en detalles lanzó sutiles amenazas a Lorenzo Mendoza, imitando lo que hacía su mentor Hugo Chávez. “Polar, Polar, Polar. Sigue con tu saboteo a la comida del pueblo. Sigue. Polar, Polar, Polar, ni colás ni dejás colar. Está bien, todo en la vida tiene su hora”.

La empresa emitió un contundente comunicado en el que rechazó la tesis de “sabotaje” que señaló el presidente encargado en un acto proselitista desde el estado Carabobo, precisando que Alimentos Polar produce de manera confiable y oportuna 73 mil 356 toneladas mensuales de alimentos, lo cual representa el nueve por ciento del total de alimentos que se consumen en el país y la empresa participa solo en 16  de las 101 categorías que conforman el sector alimentario en Venezuela. La corporación agregó que los controles sobre la producción y distribución de alimentos son tan estrictos, que el Gobierno conoce en detalle la información precisa de cada cargamento de materia prima importada, de cada rubro que se produce en el país y de la carga transportada en cada gandola o almacenada en todo los depósitos, sin contar con que Cadivi presenta retrasos de 123 días en la autorización de liquidación de divisas para importación de insumos y materia prima.

Empresario popular

Aunque Lorenzo Mendoza Giménez le huye a las entrevistas y no le gusta la política, ha sido considerado en encuestas abiertas como posible candidato presidencial, obteniendo hasta un cuatro por ciento de preferencia sin haber manifestado nunca aspiración alguna a cargos de elección popular. Así se evidenció previo a las primarias de la oposición para escoger el candidato unitario para los comicios del 7 de octubre, cuando algunos encuestados, después de Henrique Capriles, Pablo Pérez, Leopoldo López, María Corina Machado y Diego Arria, nombraban a Lorenzo Mendoza.

En su calidad de presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza preside un imperio compuesto por más de 40 empresas con cerca de 31mil 600 empleados que producen una enorme lista de productos para la alimentación (muchos de los cuales son líderes en su ramo), como pasta, arroz, aceite de maíz, helado, vino, agua mineral, gaseosas, golosinas y snacks de todo tipo, además de cerveza y malta. El conglomerado produce el cuatro por ciento del producto interno bruto venezolano, excluyendo el petróleo. Y su división cervecera es la décima cuarta cervecería en el mundo. No existe hogar en Venezuela donde no se consuma un producto de Empresas Polar, además de haberse convertido en emblema de Venezuela en el mundo.

Ya desde 1996, Alimento Polar había buscado penetrar el mercado colombiano con la instalación de una planta productora de harina de maíz, avenas y arepas listas para comer en las adyacencias a Bogotá. Hoy, debido a las amenazas de expropiación, la planta en el vecino país ha crecido en la medida en que las plantas en Venezuela se han limitado a satisfacer la demanda interna, es así como la Harina P.A.N. que se consume en el resto del mundo lleva ahora el sello de “industria colombiana”.

Lorenzo Mendoza, a pesar de haber nacido en una familia privilegiada, supo lo que  era trabajar duro desde su adolescencia. Su padre sabía lo difícil que era educar a un niño rico y prefería ponerlo a cargar cajas en la cervecería y sacos en la fábrica de harina, no en vano tenía una especialización en Psiquiatría de la Universidad de Madrid. Así valoraría su abultada herencia que según la revista Forbes está calculada en cuatro mil millones de dólares, siendo el segundo hombre más rico de Venezuela y ocupando el puesto 329 en el mundo.

Si de figurar en la opinión pública se trata, prefiere hacerlo por algún logro deportivo, pues su mayor afición es el béisbol, aunque también le gusta el atletismo, el tenis y esquí tanto en agua como en nieve. Y su mayor compromiso es la Fundación Empresas Polar, a través de la cual se llevan a cabo iniciativas sociales y comunitarias con las más de 315 personas que hacen posible la ejecución de la labor social de la empresa.

Perfil

Lorenzo Alejandro Mendoza Giménez nació en Caracas el 5 de octubre de 1965. Se graduó como ingeniero industrial en la Universidad de Fordham en Nueva York y en 1993 sacó una maestría en la Escuela de Administración Sloan MIT. Es presidente de las Empresas Polar, cargo que asumió muy joven, luego del fallecimiento de su padre. Hoy, es considerado por la revista Forbes el segundo hombre más rico de Venezuela, ocupando el puesto 329 en el mundo.

Acerca de John Walker

Soy John Walker
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s