Investigación: ¿Quién es quién en Venezuela? Gustavo Vollmer: Un aristócrata de bajo perfil

Gustavo-VollmerCuando se habla de Gustavo Volmer Acedo y de la familia Vollmer se habla de verdaderos aristócratas; literalmente se habla de los amos del valle, pues toda el área que hoy comprenden las urbanizaciones Montalbán y San Bernardino conformaban los predios de sus extensas haciendas a las que estas dos zonas  de Caracas deben su nombre. Su casta es lo más parecido que puede haber en Venezuela a una familia real. Es descendiente directo del Libertador Simón Bolívar y de los primeros alemanes que llegaron a país en tiempo de la Independencia.

Su fortuna superaría por mucho, los 117 mil 619 millones de bolívares, que representan solo su capital en el Banco Mercantil. Gustavo Julio Vollmer Acedo es el presidente de esta entidad financiera, del grupo Palmar y ha sido miembro del Consejo de Fomento de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), presidente consultivo del IESA, de CONINDUSTRIA, directivo de AES-Electricidad de Caracas y presidente de Sivensa e Industrias Venoco.

Gustavo Julio Vollmer Ribas fue el primero de los Vollmer nacido en Venezuela, específicamente en la población de El Palmar, estado Aragua, el 3 de julio de 1847, apenas 17 años después de la muerte del Libertador. Era  hijo de Gustav Julius Vollmer Bösenber, nacido en Hamburgo, Alemania; y Francisca Ribas y Palacios,  prima hermana del Libertador Simón Bolívar y sobrina del general José Félix Ribas. Los Vollmer son fundadores de varias zonas de la capital, entre estas San Bernardino, cuya avenida principal lleva su nombre.

Los descendientes continuaron siendo importantes hacendados en el estado Aragua. A mediados de la década de los 20, se trasladaron a Caracas para encargarse de la hacienda Montalbán; luego, en 1939, adquirieron otra en San Bernardino, y tras crear una empresa constructora, con la que se urbanizó su nueva hacienda, contrataron al urbanista francés Maurice Rotival, quien diseñó lo que hoy día se conoce como la urbanización San Bernardino. En 1963, la acaudalada familia, donó 31 hectáreas de su hacienda Montalbán para el desarrollo y construcción de la urbanización Montalbán, para la nueva sede la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), y la casa de la mencionada hacienda fue cedida a la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

Empresario a tiempo completo

Gustavo Julio Vollmer Acedo es accionista mayoritario de Mercantil Servicios Financieros y Mercantil Banco Universal. Fue designado a principios de 2011 como presidente de ambas empresas en sustitución de Gustavo Marturet, a quien la edad le recomendó el retiro. Vollmer Acedo ha sido miembro de ambas juntas directivas desde hace 39 años y ha desempeñado cargos gerenciales en otras instituciones relacionadas con los sectores industrial, comercial y educativo. A través de su subsidiaria en Estados Unidos, Commercebank, en 2005 adquiere Florida Savings Bank.

Precisamente, para el día de hoy 22 de marzo está pautado el directorio para la renovación de la Junta Directiva de Mercantil Servicios Financieros, en la que se espera que se haga oficial la ratificación de Gustavo Vollmer como presidente, asumiendo además la presidencia ejecutiva, tras el anuncio del retiro de Alejandro González Sosa.

Vollmer Acedo ha estimado que la nueva estructura organizativa, que entrará en vigencia a partir del próximo mes de abril, permitirá favorecer un enfoque más directo centrado en los clientes y en los negocios, tanto en Venezuela como en las diferentes geografías donde está presente Mercantil Servicios Financieros y aprovechar así las oportunidades de crecimiento de las actividades en los mercados.

Este hombre ha sabido mantenerse muy al margen de la opinión pública y bien alejado de la polémica. En lo que a política se refiere, en épocas de la llamada cuarta República tuvo vinculaciones discretas con Acción Democrática pero durante la era Chávez ha logrado lavarse las manos y mantener sus negocios de manera exitosa sin arrodillársele al Gobierno y sin coquetear con la oposición, lo que le ha valido leves descensos en el ranking de la burguesía criolla, pues ya no es el mismo Gustavo Volmer Acedo de 2003, cuando la revista Forbes lo incluía entre los cuatro hombres más ricos de Venezuela y entre los 34 hombres con las mayores fortunas de Latinoamérica; hoy, ese puesto se lo ha arrebatado Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco, quien entró por primera vez este año en la codiciada lista.

Familia emprendedora

Por otra parte, su sobrino, Alberto C. Vollmer es un joven empresario venezolano que, además de estar a la cabeza de la empresa Ron Santa Teresa C.A (Propiedad de la familia Vollmer), es el líder de un importante proyecto de inversión social llamado Proyecto Alcatraz, una organización no gubernamental que ha sido seleccionada como caso de estudio por la Red de Conocimiento para el Emprendimiento Social (SEKN).

Cuando cerca de 500 familias invadieron sus tierras y establecieron un campamento en febrero de 2000, producto de la pobreza que los bordea por el norte, Alberto Vollmer, de 40 años, convence a los invasores con su Proyecto Alcatráz, buscando acuerdos. En lugar de contratar pistoleros para que los echaran, les planteó un trato: “Los dejo invadir mis tierras si ustedes me dejan invadir sus mentes.”

Su trabajo le ha valido el reconocimiento de expertos en resolución de conflictos de la Universidad de Harvard, y sus métodos son estudiados actualmente en las escuelas de negocios de América Latina. Colabora arduamente con la Asociación de jóvenes Empresarios.

El sobrino Vollmer, es un empresario que manifiesta de manera abierta la importancia de invertir en cuestiones sociales para lograr el progreso de la sociedad y la empresa, al afirmar acertadamente su convicción de que los nuevos empresarios tienen la obligación de vincularse con los temas sociales, para poder subvertir el subdesarrollo, comprobando que los aristócratas y los revolucionarios pueden lograr un pacto de no agresión.

Perfil

Gustavo Julio Vollmer Acedo, C.I.: V-3.376.619, es economista, graduado en Duke University, Carolina del Norte, Estados Unidos. Vota en el Colegio Santo Tomas de Villanueva, urbanización Las Mercedes, municipio Baruta, estado Miranda.

Expediente:

A principios de los años ochenta, un escándalo conocido como “el famoso caso Vollmer”, sacudió al Perú, al involucrar al entonces ministro de finanzas peruano Tulio De Andrea, quien en complicidad con el presidente del Consejo de Ministros Manuel Ulloa, venderían un Complejo Agrícola, Químico y Papelero en 25 millones de dólares, por el cual el Estado pagó 70 millones, cuando su precio real era de 250 millones de dólares, a una empresa venezolana propiedad de Gustavo Vollmer en nombre del Banco Mercantil y Agrí­cola de Venezuela. De haberse concretado esta polémica venta, hubiese adelantado la agenda de las privatizaciones en el país andino, pero debido a protestas de la oposición política peruana encabezadas por el entonces diputado Alan García, se detuvo la transacción. El caso murió allí y no generó sanción alguna en Perú ni hizo el más mínimo escándalo en Venezuela.

Acerca de John Walker

Soy John Walker
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s